Viernes, Octubre 31, 2014
facebook twitter youtube pinterest icon

Este Portal es actualizado por amigos de la espiritualidad carmelitana

Donaciones

v-centenario-santa-teresa-de-avila-kit-conmemorativo

El mandamiento nuevo del amor en Santa Teresita del Niño Jesús

 

Cuando Santa Teresita del Niño Jesús, doctora de la Iglesia, habla del mandamiento nuevo refleja algunos aspectos esenciales del evangelio de Juan. Para Juan, el amor antes de ser un mandamiento es una revelación del amor que une al Padre con el Hijo, y al Hijo con nosotros y una invitación a la libertad del hombre a entrar en esa comunión. También para Teresa el amor es una gracia. Una gracia el comprenderlo y una gracia el vivirlo.

 

La gracia de comprender el amor

“Este año, -escribe Teresa-, Dios me ha concedido la gracia de comprender lo que es la caridad [...] amándole comprendí que mi amor no podía expresarse tan sólo en palabras” (Ms C 11v). Una gracia que Teresa ha recibido de Dios como respuesta a su amor: el descubrimiento del amor es una respuesta al amor. Profundizar su misterio no es otra cosa sino comprender las palabras de Jesús en el evangelio: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que como yo os he amado así os améis también vosotros los unos a los otros” (Jn 13,34). Teresa centra su atención en Cristo y se pregunta: “¿Y cómo amó Jesús a sus discípulos y por qué los amó?” (Ms C 12r)

Y se le descubre allí mismo la dimensión de gratuidad del amor de Jesús por los suyos. Son sus amigos simplemente porque son el objeto especial de su amor, un amor que se extiende hasta el sacrificio mismo de la vida por ellos: “No, -comenta acertadamente Teresa-, no eran sus cualidades naturales las que podían atraerle”. Pero el descubrimiento del mandamiento del amor en Santa Teresita alcanza toda su profundidad sólo cuando la compromete vitalmente: “meditando estas palabras de Jesús comprendí lo imperfecto que era mi amor a mis hermanas y vi que no las amaba como las ama Dios... pero, sobre todo, comprendí que la caridad no debe quedarse encerrada en el fondo del corazón” (Ms C 12r).

 

La gracia de vivir el amor

Aquí Teresa se acerca al corazón mismo de la doctrina de Juan sobre el amor. ¿Es posible amar como Jesús? En la teología joánica, el amor evangélico es un don divino. Amar como Cristo es hacerlo unido a él, como el sarmiento a la vid. Teresa ha descubierto esta dimensión teologal del mandamiento nuevo: “Yo sé, Señor que tú no me mandas nada imposible. Tú conoces mejor que yo mi debilidad, mi imperfección. Tú sabes bien que yo nunca podré amar a mis hermanas como tú las amas, si tú mismo, Jesús mío, no las amaras también en mí. Y porque querías concederme esta gracia, por eso me diste un mandamiento nuevo... ¿Y cómo amo este mandamiento, pues me da la certeza de que tu voluntad es amar tú en mí a todos los que me mandas amar!...” (Ms C 12v).

Teresa ha tocado el mismo centro de la revelación joánica sobre el amor. La existencia cristiana, para el cuarto evangelio, no es más que la prolongación de la comunión que une al Padre y al Hijo y que históricamente se ha manifestado en el amor de Jesús a sus discípulos. Como la misma vida de Jesús, también la vida del discípulo no es sólo don, gratuidad, intimidad de amistad, sino también dinamismo que se expande y difunde hacia todos los hombres. Es amor de expansión. Es lo que precisamente afirma Teresita hablando del amor: “Sí, lo sé. Cuando soy caritativa, es únicamente Jesús que actúa en mí. Cuanto más unida estoy a él, más amo a todas mis hermanas” (Ms C 12v).

 

Mons. Silvio José Báez, OCD

http://www.debarim.it/mandam_nuevo_teresita.htm

 

 

Mons. Silvio José Báez

Mons. Silvio José Báez

Monseñor SILVIO JOSÉ BÁEZ nació en Masaya, Nicaragua.

Ingresó a la Orden de los Padres Carmelitas Descalzos en 1979. Realizó sus estudios de filosofía y teología en el Instituto Teológico de América Central en San José, Costa Rica, y fue ordenado sacerdote en la ciudad de San Ramón, Alajuela, Costa Rica, el 15 de enero de 1985.

Posteriormente realizó estudios en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, obteniendo el título de Licenciado en Sagrada Escritura en 1988. En ese mismo año realizó estudios de geografía y arqueología Bíblica en la École biblique et archéologique de los Padres Dominicos en Jerusalén, Israel.

En 1988 regresó a Centro América a prestar diversos servicios a su Orden religiosa de los Padres Carmelitas. Fue Maestro de los estudiantes de Teología y Filosofía en la ciudad de Guatemala de 1988 a 1994 y Primer Consejero de la entonces Delegación General de Centro América de los Carmelitas en 1993.

Desde 1988 a 1994 fue profesor de Sagrada Escritura en diversos centros de estudios superiores de Guatemala y profesor de Antiguo Testamento en los cursos especiales de renovación para Sacerdotes Carmelitas en Haifa, Israel.

En el año 1999 defendió su Tesis Doctoral en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Italia, con una disertación sobre el tema del silencio en los libros hebreos de la Biblia, habiendo obtenido la nota máxima de summa cum laude . Su disertación doctoral fue publicada en el libro Tiempo de callar y tiempo de hablar. El Silencio en la Biblia Hebrea , ed. Teresianum, Roma 2000. Desde el año 2007 su tesis doctoral ha sido designada por la Universidad Gregoriana de Roma como libro de texto para el último año de la carrera de licenciatura en teología bíblica, como modelo de investigación exegético-teológica de un concepto bíblico.

Ha sido profesor invitado de Espiritualidad Bíblica en España, en la Pontificia Universidad de Salamanca, y en la Universidad de la Mística de Ávila.

Ha impartido cursos de Teología y Espiritualidad Bíblica y talleres bíblicos a nivel popular en Centro América, México, Perú, Argentina, Estados Unidos, España e Italia.

Del 2006 al 2009 fue el Vice Presidente de la Pontificia Facultad de Teología de los Padres Carmelitas en Roma, el TERESIANUM, en donde también fue profesor ordinario de Sagrada Escritura y de Teología y Espiritualidad Bíblica. En esta misma Facultad de Teología fue director por varios años de la revista de alta divulgación teológica “Teresianum”.

Es el coordinador de la traducción del Antiguo Testamento de la nueva versión de la Biblia para América Latina de ediciones Paulinas y el traductor del libro de los Proverbios para la nueva Biblia, BIA, del CELAM.

Ha publicado, en español y en italiano, muchísimos artículos de alta divulgación bíblica y de carácter pastoral y espiritual. Posee además una página web, de carácter bíblico, en la que, entre otras cosas, cada semana se puede leer el comentario a las tres lecturas bíblicas de la misa del domingo. La dirección de la página es: www.debarim.it .

Ha publicado dos libros en italiano: “Il segreto del re e le opere di Dio” (Torino, 2004), un comentario al libro de Tobías, y “Quando tutto tace. Il silenzio nella Bibbia” (Assisi , 2007). Este último libro fue publicado el año pasado en español por Editorial de Espiritualidad de Madrid , con el título: “Cuando todo calla. El silencio en la Biblia”. En español publicó también en 2009: “Les anuncio una Buena Noticia”, ed. Paulinas, Lima, que contiene un comentario al evangelio de la misa de cada día.

Actualmente es Obispo Auxiliar y Vicario General de la Arquidiócesis de Managua y Obispo encargado de la comisión de doctrina de la fe y ecumenismo a nivel nacional.

Sitio web: www.debarim.it/